Noticias

Día del abogado RD

El Día del Abogado, se estableció mediante el decreto Nº 60-86 del 24 de enero de 1986, que declara el “3 de febrero” de cada año como Día Nacional del Profesional de Derecho.

Spread the love

Los profesionales de la toga y el birrete de la República Dominicana, celebramos este viernes 3 de febrero el día del abogado.

Recordamos que el Día del Abogado, se estableció mediante el decreto Nº 60-86 del 24 de enero de 1986, que declara el “3 de febrero” de cada año como Día Nacional del Profesional de Derecho.

¿Por qué el día del abogado internacional es el 3 de febrero?

El 3 febrero es la fecha internacional designada para conmemorar a los togados, quienes defienden a los ciudadanos con el objetivo de hacer un mundo más justo.

No hay una fecha definida para celebrar el día del abogado internacional que sea única para toda América Latina, porque no todos los países celebran esta festividad, y los que lo hacen, se han basado en diferentes motivos para fijar la fecha.

En Dominicana, nuestro país, la celebración coincide con la fecha internacional.

Abogado viene del latín “ad vocatus” (advocare), que significa llamar, el abogado está llamado a representar a otro, asumiendo su defensa y protegiendo sus intereses.

En la antigua Roma eran quienes tenían conocimientos de las leyes, y eran llamados a acompañar a las personas que las desconocían, para brindarles su apoyo al comparecer ante los tribunales.

El ejercicio de la abogacía, en República Dominicana, es una profesión colegiada.
Toda persona física o moral, para ostentar representación en justicia, deberá hacerlo mediante constitución de abogado, Art. 93, Ley 3-19. 



Actualmente para el ejercicio de esta noble profesión se requiere:

Haber obtenido un titulo de licenciado o doctor en Derecho de una universidad nacional, habilitada por el Estado dominicano o haber revalidado el titulo obtenido en Derecho en una universidad extranjera reconocida por el Ministerio de Educación Superior Ciencia y Tecnología (MESCYT), siempre que haya realizado la correspondiente reválida por parte de una Universidad Nacional.

Además, ser autorizado por el Estado Dominicano o exequátur, según lo establecido por la ley.

Y habilitado mediante la inscripción como miembro en el Colegio de Abogados de la República Dominicana.

Spread the love

Acerca del autor

Miguel Peralta

Realizar comentario